Audiencia Pública sobre Ley contra la extranjerización de Tierras




Informe   1/2011



VISTO


La conformación del Frente Parlamentario contra el Hambre (FPH) el 16 de marzo de 2011, en el marco de la Iniciativa America latina y Caribe sin Hambre promovida por la oficina regional de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),

la presentación del Poder Ejecutivo Nacional del proyecto de ley expediente Nº 001-PE-2011 “Protección del dominio nacional sobre la propiedad, protección y tenencia de las tierras rurales”,

y que el FPH convocó a una Audiencia Pública en el Honorable Congreso de la Nación, realizada el día 6 de Octubre de 2011 para discutir este proyecto y,


CONSIDERANDO


Que la conformación del FPH tiene como objetivo “incorporar en la agenda de nuestro Parlamento, la problemática del hambre e incentivar la aprobación de presupuestos públicos, la creación de entidades gubernamentales e influir en las políticas públicas que tiendan a la Soberanía Alimentaria del país.”,

Que de la Audiencia Pública participaron organizaciones sociales urbanas y rurales, agencias del poder ejecutivo, diputados y senadores de la nación, profesionales y técnicos de distintas universidades nacionales (ver Anexo1),

Que en la misma, se planteó la necesidad de una ley participativa, que tenga en cuenta las distintas problemáticas que atraviesan el debate en torno la tierra.

Que los miembros del FPH, propusieron elevar un informe de lo expuesto por los participantes a las tres comisiones que tratan el proyecto de tierras en la Cámara de Diputados (Agricultura y Ganadería – Legislación General – Asuntos Constitucionales),
  



EL FRENTE PARLAMENTARIO CONTRA EL HAMBRE
RESUELVE:


Elevar a dichas comisiones, los siguientes aportes que los miembros del FPH consideran relevantes y que han sido consensuados por la mayoría de los participantes de la Audiencia Pública, así como algunos lineamientos particulares.

Asimismo, se anexa la versión taquigráfica del encuentro (ver Anexo 2) para que los señores y señoras diputados/as se sirvan de la totalidad de lo expuesto:

1.      En relación con lo establecido en el articulado de la ley, se planteó la necesidad de modificar el punto que establece el límite en el 20%, ya que, al no diferenciar por regiones y, teniendo en cuenta la cantidad de tierras en manos de extranjeros en la actualidad, este proyecto puede desvirtuar sus objetivos y propiciar una mayor venta de tierras a extranjeros. En este sentido, se expreso la necesidad de limitar también la compra de tierra por parte de otros Estados, adhiriendo al llamamiento del Dakar lanzado durante el Foro Social Mundial de Senegal del  2011.

2.      Hubo coincidencia entre los expositores acerca de los límites que exhibe el proyecto oficial y la necesidad de tener un abordaje integral de la problemática de la tierra. En particular porque el tema excede lo planteado en el proyecto y tiene que ver con el acaparamiento de tierra que es una problemática transnacional.

3.      Se planteó incluir en la discusión la protección de los bienes naturales y culturales, recursos hídricos, las zonas de frontera; así como atender a la situación de campesinos e indígenas que siguen siendo desalojados de sus territorios.

4.      Otro punto en el que coincidieron los asistentes fue en sostener que el problema de la tierra en nuestro país tiene dos aristas que el proyecto no contempla: Por un lado, el problema de la concentración de la posesión sin propiedad y la distribución de la tierra. En relación con esto, se planteó la necesidad de complementar el proyecto con una ley de arrendamientos rurales. Por otro, el de su uso en relación con el modelo productivo actual, se propuso discutir la función social de la tierra, en el marco de un abordaje integral de la problemática.

5.      En relación con lo planteado, varias organizaciones manifestaron la necesidad de que sean reconocidas las prácticas de Soberanía Alimentaria que se desarrollan en el campo y en la ciudad, en el marco de un modelo productivo alternativo al actual. Por esto, se planteó la necesidad de sancionar leyes que promuevan la diversidad productiva y atiendan al derecho a una alimentación sana y culturalmente adecuada.

6.      También se manifestó una preocupación, compartida por la mayoría de los asistentes, en relación a la venta de tierras a extranjeros en el período previo a la sanción e implementación de la ley,  entendiendo que se debería suspender, toda compraventa de tierras que pueda implicar mayor extranjerización o mayor concentración,  hasta tanto se establezca la reglamentación pertinente.


A continuación se detallan lineamientos planteados por algunos de los participantes, que hacen a una mirada integral de la problemática de tierras:

  • Algunas organizaciones campesinas e indígenas manifestaron su preocupación ante las amenazas y desalojos que sufren a pesar de la existencia de legislación nacional y provincial que los protege (Ley 26160 y afines).

  • También fue puesta de manifiesto la necesidad de entender el territorio nacional como unidad política inescindible y defender los derechos fundamentales de sus ciudadanos bajo el principio de igualdad, de jerarquía superior a otras estipulaciones constitucionales, como las del art. 124 de la Constitución Nacional, no obstando esto a que se solicite la declaración de reforma del mencionado artículo.

  • Junto con el problema de la tierra se planteó la necesidad de discutir los efectos de la industria forestal; de la producción de agro-combustibles, que compiten con la de alimentos y provocan inflación. A su vez, avanzar en la resolución de la problemática de transportes que encarecen los precios de los alimentos en los centros urbanos.

  • Necesidad de restablecer organismos que controlen las producciones: Juntas Nacionales de Granos y Carnes.

  • Nacionalizar el registro que realice el ordenamiento territorial ya que los desalojos son llevados a cabo por las provincias.

  • El Frente Popular Darío Santillán (FPDS) planteó que en la discusión acerca del modelo productivo, que debe darse en paralelo al de la tierra, se tiene que tomar el problema del trabajo infantil esclavo en el que se sostiene la producción actual.

  • Volver a regionalizar la producción, replanteando los modos de producir, comerciar y distribuir lo producido.

  • Los miembros del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) plantearon la necesidad de atender la problemática del Chaco salteño y del Chaco Santiagueño donde se están realizando desalojos violentos en forma periódica a familias campesinas, alertando sobre situaciones graves que se están dando especialmente en Monte Quemado.

Por todo lo expuesto, elevamos el presente informe a las respectivas presidencias de las comisiones de Agricultura y Ganadería,  Legislación General  y  Asuntos Constitucionales para ser tenido en cuenta en la discusión que se llevará a cabo en relación al proyecto señalado supra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario